domingo, 23 de septiembre de 2012

Theodor W Adorno. Prismas

Theodor W Adorno
Expresiones como "crítica de la cultura" o "crítica cultural", y, sobre todo, su común adjetivo "crítico- cultural", tienen que molestar a todo aquel que esté acostumbrado a pensar con el oído y no sólo por ser, como "automóvil", un feo compuesto de étimos griegos y latinos, sino, principalmente, por sugerir una contradicción flagrante. Al crítico cultural no le sienta la cultura, pues lo único que debe a ésta es la desazón que le procura. El crítico cultural habla como si fuera representante de una intacta naturaleza o de un superior estadio histórico; sin embargo, él mismo participa necesariamente de esa entidad por encima de la cual se imagina egregiamente levantado.

Descargar libro AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada